Más de 25 razones para usar BICARBONATO DE SODIO Gatti

Más de 25 razones para usar BICARBONATO DE SODIO Gatti

Compuesto soluble en agua, con un ligero sabor salado.

¡Es todo lo que necesitas tener en casa! El bicarbonato de sodio es lo máximo, un producto barato, inofensivo, ecológico, natural y no contaminante. Gracias a sus características puede usarse como antiácido estomacal, en la higiene personal y belleza, al mismo tiempo lo puedes usar en la panadería como reemplazo del polvo de hornear.

Se ha usado desde tiempos de los abuelos, como remedio para distintas enfermedades. Hoy se usa medicinalmente, ya que dilata las venas sanguíneas, permitiendo así que el oxígeno se expanda, equilibrando el pH en todo el cuerpo y de todo lo que te puedas imaginar, ya que es alcalino. 

Vamos a conocer más específicamente sobre sus usos… 

  1. Como antiácido

Es seguro y eficaz para aliviar el ardor, acidez o indigestión estomacal. 1/2 cucharadita en un vaso de agua. No usar más de tres días seguidos.

  1. Para picaduras de insectos y comezón

Hacer una pasta de bicarbonato de sodio y agua, y aplicar sobre la piel afectada.

  1. Para pies cansados

Disuelve 3 cucharadas en un recipiente con agua tibia y sumerge los pies. Frota suavemente y espera hasta que el agua enfríe y luego enjuaga.

  1. Exfoliante facial

Mezcla tres partes de este ingrediente con una parte de agua, para formar una pasta suave. Frota con suaves movimientos circulares para exfoliar la piel y enjuaga. Úsalo de manera Inter diaria para que la piel no se reseque demasiado. 

  1. Baño de inmersión

Añade 1/2 taza al agua del baño para neutralizar los ácidos en la piel y ayudar a eliminar el aceite y el sudor. Esta técnica te ayudará a exfoliar la piel y otras imperfecciones, haciendo que tu piel se sienta muy suave.

  1. Pasta de dientes natural y blanqueador

Haz una pasta espesa, mezclando una cucharadita y unas gotas de agua, le añades unas gotas de limón y una pizca de edulcorante en polvo, para mejorar el sabor, conseguirás una pasta de dientes natural y un increíble blanqueador.

Ideal usarlo una vez por semana.

  1. Refrescante bucal

Con una cucharadita en medio vaso de agua, haz buches, escupe y enjuaga, los olores se neutralizarán. De uso diario

  1. Como Desodorante natural

Aplica un poco mezclado con agua en las axilas para neutralizar el olor corporal.

  1. Solución para el cabello

Ayuda a eliminar los residuos de los productos de peluquería, dejando tu cabello más limpio y más manejable Espolvorea una pequeña cantidad en la palma junto con tu champú favorito, una o dos veces al mes.

  1. Solución para aparatos orales

Utiliza 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio disuelto en un vaso o recipiente pequeño de agua tibia.

Remoja aparatos orales, como retenedores y prótesis dentales. El bicarbonato de sodio aflojará las partículas de alimentos y neutralizará los olores. También puedes limpiarlos frotando un cepillo para aparatos orales.

  1. Elimina las ojeras

Mezcla 1 cucharadita junto a otra de agua filtrada (puedes reemplazarla por té de manzanilla para potenciar aún más el efecto).

En un tazón pequeño, mezcla todo hasta formar una pasta líquida, sumerge un poco de algodón en la mezcla, y aplícala sobre la piel debajo de tus ojos. Deja actuar la mezcla durante al menos 20 minutos, y luego enjuaga.

  1. En la limpieza del hogar

Además de tener bicarbonato en el botiquín, también deberías contarlo entre los artículos de limpieza del hogar. Debido a su poder abrasivo, es perfecto para eliminar sarro, quitar humedades y hongos, lavar los platos y más… hasta el cepillo de dientes.

Para la limpieza segura y efectiva de las tinas de baño, azulejos, baldosas y sumideros (incluso los de fibra de vidrio y azulejos brillantes) espolvorea bicarbonato de soda en una esponja ligeramente húmeda y frota como de costumbre. Enjuaga bien y seca. Para obtener un poder de limpieza extra, haz una pasta con bicarbonato de sodio, sal y jabón líquido, aplicar dejar reposar 15 minutos, refregar y enjuagar.

También puede ayudarte a quitar con más facilidad la grasa y restos de alimentos de toda tu vajilla. Para ello, añade 2 cucharadas colmadas de bicarbonato de sodio a tu detergente para lavar platos regular.

  1. Limpiar el horno y el microondas

Espolvorea bicarbonato de soda en una esponja húmeda limpia y pásala suavemente dentro y fuera del microondas. Enjuaga bien con agua.

Para el horno de cocina, espolvorea bicarbonato de sodio en la parte inferior del horno. Rocía con agua para humedecer el bicarbonato de soda y deja reposar durante la noche. Por la mañana, frota y retira el bicarbonato de soda y la suciedad con una esponja, o aspiradora y enjuague.

  1. Limpiar recipientes de Café y Té

Retira manchas de café y té y elimina el sabor amargo de tazas y cafeteras con una solución de 1 /4 taza de bicarbonato de sodio en 1 litro de agua caliente.

  1. Para los pisos

Elimina la suciedad y la mugre (sin marcas de arañazos no deseados) de pisos no encerados y baldosas con 1 /2 taza de bicarbonato de soda en un cubo de agua tibia. Trapea y enjuaga para lograr un piso brillante. Para marcas del desgaste, usa bicarbonato de soda en una esponja húmeda limpia, luego enjuaga.

  1. Limpiar muebles

Puedes limpiar y eliminar marcas (incluso de crayolas) de las paredes y muebles pintados mediante la aplicación de bicarbonato de sodio a una esponja húmeda y frotando ligeramente. Sobre paredes con pintura satinada, es tan potente que puede blanquearla. Limpia después con un paño limpio y seco.

  1. Limpiar cortinas de la ducha

Limpia y desodoriza tu cortina de baño de vinilo espolvoreando bicarbonato de sodio directamente sobre una esponja húmeda limpia o un cepillo. Frota la cortina y enjuaga. 

  1. Incrementa el poder del detergente líquido de ropa

Dale a tu ropa una mejor limpieza al añadir ½ taza de bicarbonato de sodio a la ropa. Un mayor equilibrio de pH en el lavado de la ropa la deja más limpia, más fresca y brillante.

  1. Limpiar pañales de tela

En la misma línea, el bicarbonato también puede ser tu aliado en la limpieza de pañales de tela de tu bebé. Estos son una opción súper barata y ecológica, pero su limpieza puede resultar complicada, pero esta solución puede ayudarte.

Para ello, disuelve ½ taza de bicarbonato de soda en 2 cuartos de galón de agua y remoja los pañales en ella. Luego enjuaga normalmente.

  1. Quitar el aceite y manchas de grasa de auto

Usa bicarbonato de sodio para limpiar el aceite y la grasa derramada sobre el piso de la cochera. Espolvorea bicarbonato de sodio en el lugar y frota con un cepillo mojado.

  1. Limpiar baterías

El bicarbonato de sodio se puede utilizar para neutralizar el ácido corrosivo de la batería en los automóviles, cortadoras, etc porque es un alcalino suave. Asegúrate de desconectar los bornes de la batería antes de limpiarla.

Prepara una pasta con 3 partes de bicarbonato de sodio y 1 parte de agua, aplica con un paño húmedo para fregar la corrosión de los terminales de la batería. Después limpiar y volver a conectar los terminales, limpialos con vaselina para evitar la corrosión futura.

Por favor ten cuidado al trabajar cerca de una batería ya que contiene un ácido muy fuerte.

manchas difíciles utiliza bicarbonato de sodio rociado sobre una esponja húmeda o un cepillo suave.

  1.  Destapar cañerías

Este es otro uso muy conveniente del bicarbonato. Para hacerlo, necesitarás además agua caliente y vinagre.

Primero, calienta agua hasta hervir y echa un poco en la cañería. Vierte en el fregadero media taza de bicarbonato y déjalo actuar por cinco minutos. Mientras, prepara aparte una mezcla de 1 taza de vinagre y 1 de agua bien caliente. Pasados los cinco minutos, echa la mezcla y espera otros 10 minutos.

Limpia todo con una buena cantidad de agua hirviendo. El paso del agua hará que todos los residuos aflojados por el bicarbonato y el vinagre se eliminen. 

 

 

  1. Eliminar el olor de las alfombras

Espolvorea libremente bicarbonato de soda sobre la alfombra. Deja reposar durante la noche o el mayor tiempo posible (cuanto más se fija mejor funciona).

Luego, barre las grandes cantidades de bicarbonato de sodio y aspira el resto. (Debes tener en cuenta que la bolsa de tu aspiradora estará llena y pesada).

  1.  Refrescar el armario

Coloca una caja de bicarbonato en el estante del armario para mantener un olor fresco.

  1. Desodorizar la caja del gato

Cubre el fondo de la caja con bicarbonato de sodio y luego rellena con arena como de costumbre.

  1. Desodorizar ropa de cama de los animales domésticos

Elimina olores de las camas de tus mascotas espolvoreando con bicarbonato de sodio, espera 15 minutos (o más para olores más fuertes), luego pasa la aspiradora.

  1. Desodorizar zapatillas

Mantén tus zapatos deportivos libres de malos olores espolvoreando bicarbonato de sodio en ellos cuando no estén en uso. Remueve el bicarbonato antes de usarlos.

  1. Eliminar olores de los peluches

Mantén los juguetes de peluche favoritos con un aroma fresco, dandole una ducha en seco de bicarbonato de sodio. Espolvorea bicarbonato de sodio y deja que repose durante 15 minutos, retira el bicarbonato con un cepillo.

  1. Limpiar frutas y verduras

El bicarbonato de sodio es una manera segura para limpiar la suciedad y los residuos de frutas y hortalizas frescas. Espolvorea un poco en una esponja húmeda y limpia, friega y

Precauciones y efectos secundarios

En general, el bicarbonato de sodio es un ingrediente seguro. De cualquier modo, si vas a consumirlo o aplicarlo en tu cuerpo, y tienes algún tipo de alergia o intolerancia sin saberlo, deberías consultar con un especialista. 

No es recomendable su consumo si has tenido hipertensión, insuficiencia cardíaca congestiva, o enfermedades al riñón o si recientemente has tenido una hemorragia en el estómago o en los intestinos.

Si sigues una dieta baja en sodio por hipertensión o cualquier otro motivo, no deberías consumir bicarbonato.

Para almacenar este producto, debes mantenerlo en su envase, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Almacénalo a temperatura ambiente y lejos del calor excesivo y la humedad (no en el baño).

Compartir esta publicación